CON LA SALUD NO SE JUEGA: Celaá pone a Lambán en su sitio


Una vez más hemos asistido a la ceremonia de la confusión, las declaraciones de Lambán apostando por reabrir las aulas con “normalidad” el próximo curso han sido precipitadas e irresponsables. Es lo que a todos nos gustaría oír. Argumentando además, Javier Lambán, que basta con mantener un metro de distancia entre alumnos y no reduciendo las ratios actuales, subrayando que es inviable. Desde STEA-i consideramos que los criterios económicos en una situación como la actual no pueden ser los más importantes a la hora de tomar decisiones políticas. La ministra Celaá ha enmendado a nuestro presiente, recordando que la enseñanza presencial requerirá mientras dure la pandemia un distanciamiento social de 1,5 metros –según la evidencia científica publicada en diferentes estudios- y el uso obligatorio de mascarilla de no poder garantizarse esa distancia, por la agrupación de personas en espacios cerrados –caso de las aulas-. Finalmente, Lambán y el Departamento de Educación han desistido de su pretensión inicial, ante la enmienda de la ministra del ramo. Nos alegramos por dicha rectificación y confiamos en que sean más prudentes en el futuro.

¡Compártelo!

Hazte fuerte: Afíliate

Confederaciones

Calendario Co-educativo

Revistas Confederación Intersindical

Web Anterior

In memorian. Audios para animar el confinamiento

LOMLOE.

¡Síguenos!

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad