DISMINUYE LA SEGURIDAD EN LOS INSTITUTOS POR RAZONES POLÍTICAS. MODELO DE DENUNCIA PARA IES.


LOS INSTITUTOS VUELVEN A TENER LAS AULAS LLENAS EN PLENO AUGE DE LA CUARTA OLA DE LA COVID-19.

Tras meses de propaganda hueca y mentiras, sobre la seguridad de los centros educativos y sobre la supuesta sumisión de los responsables políticos de educación a las directrices de las “autoridades sanitarias”, nos encontramos con el fin de la semipresencialidad –orden publicada el 22 de diciembre en el BOA-  y la vuelta de todo del alumnado a los institutos en plena cuarta ola de la COVID-19 en Aragón.

Si la semipresencialidad en el inicio de curso fue justificada para cumplir con las exigencias de las “autoridades sanitarias”, no es comprensible que siendo el momento presente  mucho más elevada la transmisión comunitaria que en septiembre los centros se llenen al completo. O visto de otro modo, si el 8 de febrero como fecha tope, conforme a las nuevas instrucciones, la presencialidad será total alguien tendrá que explicar por qué no lo fue ya en septiembre, cuando la situación de la pandemia era mucho mejor.

No son criterios fundados en la ciencia, o en la evidencia sanitaria, los que han llevado a liquidar la semipresencialidad, es una decisión política para dar respuesta  a las demandas de las federaciones de AMPAs con más peso en la escuela pública y concertada.

Los hechos demuestran que las exigencias de seguridad sanitaria en los centros se acomodan a las necesidades políticas del momento y éstas a las económicas. Se optó por la semipresencialidad para no contratar más profesorado y no invertir en habilitar nuevos espacios que permitieran bajar las ratios con una presencialidad total, en 3º y 4º de la ESO y bachillerato. ¿Dónde están las inversiones y contrataciones anunciadas en el inicio de curso?

Con tasas de positividad en Aragón disparadas y siendo el profesorado el tercer colectivo laboral en seropositividad -con un 11 %- tras el sanitario y el sociosanitario, no es de extrañar la preocupación de claustros y equipos directivos. Ya se han dado iniciativas en diversos centros. Caso del IES Lázaro Carreter de Utrillas, del Pedro Cerrada de Utebo, del Conde Aranda de Alagón, o en los siguientes institutos de la ciudad de Zaragoza: Pablo Serrano, Miguel Catalán, Avempace, Goya, Itaca, Pilar Lorengar, Clara Campoamor y La Azucarera. Además a dichas iniciativas se suma una global impulsada por la Asociación de Directores de IES. Desde STEA-i conocemos otras iniciativas ya en marcha y animamos a mostrar el descontento generalizado con las políticas de la consejería. Adjuntamos un modelo estándar de denuncia para claustros y equipos directivos (archivo “PRESENCIALIDAD TOTAL Y FALTA DE MEDIOS”). Para realizar la denuncia fundada en datos de incidencia, pueden actualizarse datos en el presente enlace del Ministerio de Sanidad sobre incidencia y positividad.

La semipresencialidad no ha gustado al grueso de las familias, ha multiplicado por dos el trabajo del profesorado implicado en la misma y finalmente tiene unos resultados pedagógicos más pobres que la enseñanza totalmente presencial. Se justificó por razones de salud pública, que lejos de desaparecer se han agudizado. A alguien le sigue creciendo la nariz.

¡Compártelo!

Afíliate. ¡Vente para ser mejores!

LOMLOE, Una ley a mejorar

Confederaciones

Calendario Co-educativo

Revistas Confederación Intersindical

Web Anterior

In memorian. Audios para animar el confinamiento

¡Síguenos!

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad