EL CONGRESO APRUEBA LA LEY CELAÁ: sus luces y sombras.


El 19 de noviembre el pleno del Congreso ha aprobado el texto con la introducción de alguna mejora sobre el proyecto de ley emanado del Consejo de Ministros. Ahora su tramitación pasa al Senado y de contradecir lo dispuesto por la Cámara Baja volverá de nuevo al Congreso. A juicio de la Confederación de STEs-Intersindical es un texto todavía muy mejorable.

Buena parte de su articulado ha pasado desapercibido al cargar las tintas la derecha política y social en el supuesto ataque a los privilegios de la red privada concertada – en lo esencial se mantienen, pese a una cierta reducción de los mismos-, en el estatus de la lengua castellana en las comunidades con otra lengua cooficial –se vuelve a la redacción anterior a la Ley Wert-, siendo el último caballo de batalla que la calificación de la religión no computara en la nota del expediente académico.

Mientras al Gobierno le ha venido bien la polémica para desviar la atención de los aspectos más negativos de la norma. Sobre estos últimos pone el foco la Confederación de STEs-Intersindical en el comunicado que adjuntamos al objeto de su subsanación.

¡Compártelo!

Hazte fuerte: Afíliate

Confederaciones

Calendario Co-educativo

Revistas Confederación Intersindical

Web Anterior

In memorian. Audios para animar el confinamiento

LOMLOE.

¡Síguenos!