JUAN CARLOS I: ha salido rana


La realidad es tozuda y aunque el grueso de medios de comunicación y tribunales  han protegido la imagen del monarca emérito durante décadas, lo que eran secretos a voces han salido a la superficie con toda su fuerza. El detonante ha sido el inicio de investigaciones formales sobre su enriquecimiento ilegitimo por parte de la fiscalía de Suiza.

  Dada la “inviolabilidad” constitucional del monarca, ni se investigaron denuncias sobre su supuesta paternidad extramatrimonial, ni el cobro de comisiones ilegales a empresas por hacer de mediador con estados o compañías extranjeras. En los últimos años únicamente se ha aireado  su continua vida frívola y festiva.

Para ocultar la realidad, se construyó un relato mítico sobre su papel en la Transición – con el “23F” como piedra angular-, no dándose visibilidad a otras versiones sobre dicho periodo.

En el momento actual el establishment se dedica también a proteger la imagen de Felipe VI: primero desvinculando su figura de la de sus hermanas y cuñados, después de la de su padre, ahora eliminando de las encuestas del CIS las preguntas sobre la monarquía –desde el momento en que su imagen cae en picado-, etc. Pero cada día va a resultar más difícil defender una formula de jefatura de Estado propia de la Edad Media, no de una sociedad del siglo XXI.

 STEITA no ve príncipes azules en la Zarzuela, antes o después sabe que saldrán ranas.

In memorian. Audios para animar el confinamiento

Hazte fuerte: Afíliate

¡Síguenos!

Confederaciones

Calendario

Web Anterior

Revistas Confederación Intersindical