MASCARILLAS SÍ, MORDAZAS NO


Desde STEA-Intersindical reivindicamos se proporcione al profesorado mascarillas de calidad suficiente como para ser consideradas equipos de protección individual, pero no aceptamos se impongan mordazas a la libertad de expresión y a la transparencia.

¿Qué desea ocultar el Departamento de Educación a la sociedad, imponiendo un filtro previo a los equipos directivos de los centros en su relación con los medios de comunicación?. Así viene recogido en unas instrucciones de 8 de septiembre enviadas a los equipos directivos, donde bajo la excusa de protegerlos de la presión mediática, se instaura la necesidad del plácet de los asesores de prensa del Departamento o el periodista de guardia durante el fin de semana, literalmente “serán ellos los encargados de autorizar las entrevistas y peticiones de información”. Aunque se dice que para ayudar a los equipos directivos en su tarea, la intención es clara: controlar el flujo de información sobre la expansión de la COVID-19 en los centros.

Desde STEA-i, instamos a los partidos políticos que se coaligaron con el PSOE para investir a Lambán a que se desmarquen de este tipo de actuaciones y recriminen públicamente estos comportamientos, de igual modo que los tres sindicatos que han firmado el “acuerdo de inicio de curso” legitimando unas medidas de seguridad claramente insuficientes, como está demostrando la realidad día a día. Es una cuestión de pura higiene democrática.

A estas alturas parece claro que los responsables políticos del Departamento han optado por construir “Un mundo feliz” tipo al de Huxley, aunque sus formas se acercan más al “Gran Hermano” orwelliano.

In memorian. Audios para animar el confinamiento

Hazte fuerte: Afíliate

¡Síguenos!

Confederaciones

Calendario

Web Anterior

Revistas Confederación Intersindical