CURSO 2020/21: UN PLAN DE CONTINGENCIA QUE NO ES CREIBLE. La fantasía de las aulas burbuja y grupos estancos


 Tras mantener hoy, 24 de julio, una reunión por videoconferencia con responsables del Departamento de Educación, STEA-i se reafirma en lo ya afirmado tras la videoconferencia con el Consejero del 3 de julio: no hay plan de contingencia global digno de tal nombre, ir a salto de mata y delegar en los centros, es una estrategia que pretende ganar tiempo y esconder las carencias organizativas en materia de prevención de riesgos.  De este modo en otoño se convertirá al profesorado, PAS  y alumnado en carne de cañón –como en primavera lo fue el personal sanitario-, siendo los nuevos  vectores de trasmisión comunitaria de la epidemia, cayendo por su propio peso la idea de crear “aulas burbuja” y “grupos estancos”, como principal mecanismo de contención en los centros de la expansión del SARS-CoV2.

LA PANDEMIA DESDE UN ENFOQUE EPIDEMIOLÓGICO:

No podemos perder la perspectiva, seguimos en la pandemia. .En el presente contexto, con el SARS-CoV2 campando a sus anchas en las comarcas del este de Aragón, Zaragoza capital  y su entorno, en pleno mes de julio, no es difícil aventurar lo que ocurrirá en septiembre con la incorporación del alumnado a los centros.

Seguimos y continuaremos en un escenario de emergencia sanitaria, hasta que haya una solución efectiva con la que hacer frente a la enfermedad (COVID-19) causada por el virus (SARS-CoV2). La vacuna está aún muy lejos –el investigador aragonés  Carlos Martín considera que en el mejor de los casos podrá aplicarse de un modo generalizado en otoño de 2021-, ni tan siquiera existe una evidencia clara sobre la “inmunidad de rebaño” producida por el SARS-CoV-2 en la población. En otros SARS los anticuerpos se mantienen activos durante un tiempo de dos a tres años, respecto al CoV-2 no existe una perspectiva temporal suficiente para empíricamente asentar una conclusión clara. Por su parte, el macro-estudio sobre la seropositividad realizado a 36.000 familias ha concluido que solamente el 5 % de la población española ha pasado la enfermedad, en Aragón estamos en esa media, es una tasa de seropositividad muy baja para garantizar una “inmunidad de rebaño”.

Por otro lado, la hipótesis que mantenía la menor capacidad de sobrevivir del virus con temperaturas elevadas, como ocurre en otros virus, la hemos de desechar por completo tras la evidencia empírica.

AULAS BURBUJA Y GRUPOS ESTANCOS:

El Departamento huye como de la peste de cualquier incremento en la inversión en educación, que facilite la contratación de más profesorado, la disminución de las ratios de alumnado y el acondicionamiento de nuevos espacios para la docencia presencial. En esas condiciones volvemos al hacinamiento habitual de las aulas. Como solución alternativa ha planteado la creación de “aulas burbuja” –básicamente en educación infantil- donde el alumnado no llevaría mascarilla y de “grupos estancos” donde el uso de mascarilla será obligatorio y donde se procurará el mayor aislamiento posible del resto de grupos del centro –organizando los recreos, espacios, más turnos de comedor, etc.-.

Son dos modelos fracasados antes de ponerse en marcha, por la naturaleza del SARS-CoV-2. Su transmisión es básicamente comunitaria, como ha ocurrido en las redoladas orientales de Aragón y en la ciudad de Zaragoza. El tipo de organización que suponen las aulas burbuja y los grupos estancos, en el mejor de los casos pueden disminuir la velocidad del contagio, pero no impedirla. Fuera de los centros educativos el alumnado, PAS y profesorado mantiene una red social de contactos que pueden ser fuente de contagio, convirtiéndose entonces en vectores de trasmisión de la enfermedad hacia los centros o seguir el camino contrario, ser los centros escolares la fuente de contagio de las localidades y barrios que nutren a los mismos.

LOS PLANTEAMIENTOS BÁSICOS DE STEA-i:

Desde STEA-i hoy, así como en numerosas ocasiones anteriores, hemos transmitido:

  • La necesidad de iniciar las clases presenciales con todas las garantías sanitarias y de seguridad para el profesorado, alumnado y PAS, cuya actividad ha sido calificada de “bajo riesgo” por Prevención de Riesgos Laborales de un modo a nuestro juicio totalmente injustificado. Solamente cabe dicha calificación durante el periodo en que los centros permanecen abiertos administrativamente, pero desde el momento en que se llenen las aulas el riesgo se incrementará exponencialmente.
  • La necesidad de extender la jornada continua a todos los centros, como han hecho otras comunidades, para minimizar los contactos –entradas y salidas, comedor, etc.-. El Departamento por el momento no tiene previsto tomar medidas en ese sentido.
  • La necesidad de incrementar la financiación de la educación pública para disminuir las ratios mediante la contratación de más profesorado. Es una medida que no se contempla, salvo en algún caso concreto, por las características especificas de los espacios de los centros, o en el caso de educación infantil – para facilitar el distanciamiento social dentro de aulas donde el alumnado no llevará mascarilla-, en 5º y 6º de primaria para reforzar el aprendizaje antes de iniciar la ESO y finalmente en los grupos de bachillerato que superen los 30 alumnos. Desde STEA-i hemos de decir, que desde numerosos centros se nos está trasmitiendo lo contrario, que los cupos están sufriendo recortes. Aquí procede recordar que el Estado ha transferido a las CC.AA. dinero extra para sanidad y educación, no mucho por cierto, para compensar los sobrecostes ligados a la pandemia. En el caso de educación parte de esa financiación se destinará también a la red privada concertada, algo que desde nuestra organización criticamos, dada las necesidades de la red pública,  y que la concertada ya tiene una sobrefinanciación procedente de las cuotas que cobra a las familias.
  • La necesidad de establecer unas instrucciones y protocolos claros también en la “letra pequeña”, que eviten diferentes interpretaciones a la hora de su aplicación. Ya conocemos diversos casos donde la normativa se interpreta de modo diferente según quién la aplica.
  • Personas especialmente vulnerables (embarazadas, profesorado de edad avanzada o con patologías): consideramos que la regulación publicada en mayo era mejor que la actualmente vigente, publicada el 3 de julio. En el primer caso las personas vulnerables no se incorporaban al centro hasta que Prevención de Riesgos determinara medidas a tomar según sus circunstancias biológicas, y en la actual se determina que es obligatoria la incorporación en septiembre, estableciendo a posteriori Prevención de Riesgos Laborales las medidas a tomar según cada caso.
  • Como sindicato hemos insistido en la necesidad de proporcionar Equipos de Protección Individual de calidad y cantidad suficiente. Se nos ha comunicado que se publicarán antes del inicio de curso instrucciones al respecto. Se ha adelantado que todo el profesorado tendrá que llevar mascarilla y en el caso de que el alumnado no la lleve –educación infantil y especial- también se les proporcionará una pantalla facial para complementar la acción protectora de la mascarilla. En estudio está el uso de otros EPIs en determinados tipos de enseñanza –conservatorios, etc – o espacios –laboratorios, etc.-.
  • La necesidad de proporcionar equipos y conexiones a cargo de la administración al profesorado en caso de vuelta a la enseñanza a distancia o pagar un plus económico que compense la puesta a disposición de equipos, conexiones y espacios personales al servicio de teleenseñanza.

SOLICITUD DE MESA SECTORIAL:

En el contexto descrito, cuatro de las cinco organizaciones con presencia en la Mesas Sectorial de Educación (STEA-i, CSIF, CGT y CC.OO.) hemos registrado, con fecha de 22 de julio, la solicitud de la convocatoria de una mesa de negociación genuina sobre la incorporaración a los centros con las debidas garantías de seguridad y salud en septiembre, dado que hasta la fecha se nos ha informado, que no negociado,  y dadas las evidentes carencias del plan de contingencia global de Departamento. Previsiblemente se convoque Mesa Sectorial los últimos días de julio o los primeros de agosto.

CONCLUSIÓN FINAL DE STEA-i:

Como no se va a invertir más en educación, existen indicios de que incluso menos, al objeto de contratar más profesorado que permita la reducción de ratios y el aumento del espacio social, con aulas masificadas y la pandemia en el entorno social de los centros, lo más probable es que buena parte del próximo curso volvamos a la teleenseñanza.

Un Departamento de Educación, ahogado económicamente por no contar la Diputación General de Aragón con suficiente financiación para sus dos competencias básicas, educación y sanidad – a pesar de haber logrado el Gobierno central una financiación de la UE en unas condiciones mucho más ventajosas de las inicialmente previstas-, tendría que volcar sus esfuerzos en una enseñanza a distancia bien organizada, con medios suficientes, plataformas potentes, organización del horario evitando las dobles jornadas del profesorado y compensando al mismo económicamente por poner a disposición de la administración sus medios personales, o bien proporcionándole al mismo equipos y conexiones desde la Consejería.

Con menos de un 4 % del PIB dedicado a la educación, los problemas crónicos de nuestro sistema educativo afloran con toda su crudeza con la pandemia provocada por el SARS-CoV-2. Tradicionalmente se pone como ejemplo de mejor sistema educativo el finlandés, donde el calendario escolar es más reducido que el nuestro, donde las horas de clase semanales son menos que las nuestras, donde los deberes están socialmente estigmatizados –por interferir con la vida familiar-. ¿Cuál es el secreto de Finlandia, si trabajan menos días y menos horas?: una de las claves son sus bajas ratios, que hacen mucho más provechoso el tiempo en los centros educativos. La actual situación de pandemia podría servir, al menos,  para abrir un debate social en profundidad sobre nuestro sistema educativo infrafinanciado. Adjuntamos el texto en archivo PDF para facilitar su impresión.

In memorian. Audios para animar el confinamiento

Hazte fuerte: Afíliate

¡Síguenos!

Confederaciones

Calendario

Web Anterior

Revistas Confederación Intersindical